Un año después de su creación, CasaMacondo ha formalizado sus procesos de gestión bajo la norma ISO, lo que garantiza criterios de homogeneidad en sus tareas administrativas, de prestación de servicios y de oferta de contenidos periodísticos. Se trata de un modelo de calidad cuyo desarrollo e implementación hace parte de una iniciativa global: la Journalism Trust Initiative (JTI), liderada por Reporteros Sin Fronteras, el organismo de vigilancia de la libertad de prensa y los derechos humanos con sede en París. Hoy más de mil quinientos medios de comunicación, en más de ochenta países, participan en el mecanismo de la JTI. CasaMacondo es el primero de toda América Latina en lograr la acreditación. 

Esta norma —independiente, no gubernamental— fue desarrollada por un panel de ciento treinta expertos, entre periodistas, editores, organismos reguladores e instituciones de las nuevas tecnologías, bajo los auspicios del Comité Europeo de Normalización. El objetivo es la implementación de un mecanismo que premie las prácticas periodísticas éticas, confiables y transparentes. Pero la sola voluntad de los medios de comunicación no es suficiente y hace falta un conjunto de procesos, normas y estrategias reconocibles, parametrizadas, evaluables.

En eso consiste la norma ISO implementada por CasaMacondo: un conjunto de criterios decisivos y objetivos que le aseguren a sus lectores una línea editorial pública que incluye procesos de corrección y cuidado, gestión de contenidos, controles internos y externos, así como transparencia sobre la identidad de los propietarios y sus fuentes de ingresos. Es parte del antídoto contra el periodismo proselitista, de agendas ocultas y amparos calculados. 

Un poco de contexto

La creación de patrones de estandarización está vinculada con la reconstrucción de Europa, luego del horror que redujo a escombros sus ciudades entre 1939 y 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. Justamente, prescribir, disponer y estandarizar los esfuerzos buscaba maximizar los recursos destinados a restablecer las diversas industrias, casi todas arrasadas tras la barbarie que cobró la vida de más de cincuenta millones de personas. 

¿Qué utilidad puede tener un sello de calidad industrial en la oferta de contenidos periodísticos? 

La sigla que identifica a la Organización Internacional de Normalización es la misma en los 164 países miembros, sin importar las variaciones idiomáticas. Aquello resulta ser una declaración de intenciones. ISO se deriva de la palabra griega ísos, que significa ‘igual’. Pero homogeneidad no equivale a uniformidad. La razón de CasaMacondo para acreditarse es preservar el propósito de sus integrantes, la manera en que entienden el periodismo: con un énfasis narrativo, sin sesgos económicos ni ideológicos, en un contexto de excelencia, creatividad e independencia.

En términos de su impacto social, la manipulación noticiosa puede resultar tan calamitosa como la falta de cobertura en salud. Por el contrario, la información de calidad contrastada, sustentada e inteligible tiene el efecto inmunológico de las vacunas. En CasaMacondo creemos que el relato sustentado es un derecho humano importante.

El sello de calidad bajo la norma ISO es un compromiso de mejoramiento continuo que, además de protocolos sobre la concepción de nuestras historias, incluye formalidades administrativas y profesionales sobre los modos de relacionamiento con nuestras audiencias, socios estratégicos, pares profesionales y fuentes de financiación. Que CasaMacondo sea el primer medio latinoamericano en asumir ese reto de manera formal nos alegra y emociona. Aspiramos a seguir siendo reconocibles en el universo de la oferta informativa por ejercer un periodismo veraz e independiente, digno de la confianza de nuestros usuarios y lectores.

CasaMacondo es un medio de comunicación colombiano que narra la diversidad de territorios y personas que conforman este país. Tenemos una oferta de contenidos abierta y gratuita que incluye relatos sobre política, derechos humanos, arte, cultura y riqueza biológica. Para mantener nuestra independencia recurrimos a la generosidad de lectores como tú. Si te gusta el trabajo que hacemos y quieres apoyar un periodismo hecho con cuidado y sin afán, haz clic aquí. ¡Gracias!

casamacondo.co separador casamacondo

Recibe las historias de CasaMacondo

Síguenos en nuestras redes.

Etiquetado: