Estadio de béisbol, tiendas de moda, una piscina olímpica, discotecas y hasta un zoológico: esas son solo algunas de las excentricidades de la cárcel de Tocorón, en Venezuela, el lugar donde nació el Tren de Aragua, una de las bandas delincuenciales más peligrosas de América Latina. Sus jefes no se conformaron con armar a un ejército de hombres para que los cuidaran dentro de la penitenciaría. No. «Los pranes», como se les llama a estos caciques, primero extendieron sus tentáculos en las calles del estado de Aragua, después en todo el territorio venezolano y luego en Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Brasil y Centro América.

La periodista venezolana Ronna Rísquez ha tenido la valentía de investigar a fondo a esta estructura criminal. Uno de los resultados es un libro que cuenta en detalle la historia del pasado, el presente y el futuro del Tren de Aragua. En esta entrevista con Pacho Escobar, Rísquez revela datos que no alcanzó a escribir en el libro. 

casamacondo.co separador casamacondo

Recibe las historias de CasaMacondo

Síguenos en nuestras redes.